Cultura organizacional, un propósito común: qué es y por qué es importante

 

¿Puede usted definir el propósito de su empresa? Si les preguntamos a sus empleados qué valores, creencias y acciones definen su negocio, ¿podrían responder?

 

La cultura de la empresa, también conocida como cultura organizacional, es fundamental para que las personas que forman parte de la organización se muevan a partir de un propósito común, compartan la misma visión y valores para alcanzar el objetivo principal: el éxito empresarial.

 

Por ello, es esencial contar con personas que estén alineadas con los valores de la empresa, que se identifiquen con las acciones y el propósito de la organización. Esto con el objetivo de asegurar la productividad, el desempeño de las personas y que la organización pueda ser competitiva en el mercado.

 

Sin embargo, para lograr que todos los esfuerzos, acciones y valores estén enfocados hacia un mismo objetivo, es necesario trabajar en la comunicación interna bajo una perspectiva que integre todos los roles y áreas de la compañía a fin de consolidar una cultura organizacional sostenible en el largo plazo.

 

Dada la relevancia que tiene en el contexto empresarial, en este artículo abordaremos el concepto de cultura organizacional, su objetivo principal, los tipos y niveles, así como sus beneficios.

 

¿Qué es la cultura organizacional? 

 

La cultura organizacional, también conocida como cultura empresarial o corporativa, es la guía de comportamiento y de desempeño para los colaboradores. Es decir, sus prácticas, hábitos, comportamiento, principios, políticas, creencias, entre otros factores. La cultura organizacional está completamente ligada a la gestión de las personas que integran la organización y es a través de ellas que se conocen los principios rectores de la empresa. Por ello, para conocer la cultura de las organizaciones, es necesario dar voz a las personas. Para ello, existen instrumentos y mecanismos, tales como: grupos focales para asegurar el bienestar de los empleados en el día a día, mapeo de perfiles, metodologías de liderazgo dentro de la empresa, organigramas, análisis de políticas internas y análisis de los resultados de la encuesta climática. 

 

¿Cuál es el objetivo principal de la cultura organizacional? 

 

El propósito de la cultura organizacional es mantener a los empleados alineados y motivados en la empresa. Una buena cultura puede motivar a los empleados y ayudarlos a crecer junto con el negocio, al igual que una cultura desorganizada puede generar problemas de productividad, absentismos y altos niveles de rotación. 

 

¿Qué tipo de culturas existen en el entorno corporativo?

 

1. Cultura de poder

Las empresas que actúan de acuerdo con este sesgo centran su liderazgo en una sola persona, que suele ser el empresario o un directivo. El foco está en los resultados y, por tanto, es habitual que los profesionales compitan. Es un tipo de cultura organizacional más frecuente en las pequeñas empresas debido al poder centralizado. La desventaja es la alta posibilidad de conflictos internos, que pueden limitar el crecimiento empresarial.

 

 2. Cultura de roles

Lo principal aquí es el desempeño de los empleados. Los procesos están bien estructurados y deben seguirse. Sin embargo, son muy flexibles y no hay espacio para sugerir nuevas ideas y mejorar las actividades. El resultado de este tipo de cultura organizacional suele ser la lentitud en la ejecución del trabajo. 

 

3. Cultura de tareas

El objetivo es contar con profesionales específicos para realizar algunas actividades para sumar conocimientos. Los empleados están enfocados en resolver problemas y pueden lidiar con diferentes tipos de situaciones. 

 

4. Cultura de personas

Lo que representa la cultura organizacional de las personas son, principalmente, los colaboradores. Son muy valorados porque son la clave de esta cultura. Entre los tipos de cultura organizacional, esta tiene una mayor probabilidad de integración y sinergia entre equipos. Con la gestión del talento, las personas tienen la posibilidad de crecer profesionalmente. Los profesionales suelen sugerir ideas y pueden contar con un buen plan de carrera.

 

Los 3 niveles de cultura organizacional 

 

La cultura organizacional se divide en tres niveles que son: artefactos, valores compartidos y supuestos básicos

 

  • Artefactos – lo que vemos:  Esta es la primera capa y también la más visible, donde podemos observar artefactos, características visibles y fáciles de notar. Los artefactos representan el primer nivel de cultura organizacional. Ejemplos son el organigrama y la jerarquía, el grado de formalidad, productos, símbolos y patrones que indican la cultura de la organización.
  • Valores compartidos – lo que dicen: El segundo nivel son los valores compartidos que se encuentran en capas más profundas que los artefactos, pero no completamente imperceptibles. Tenemos como ejemplo los valores ya establecidos por los fundadores del negocio, las normas, la filosofía de la empresa y los valores relevantes que justifican el trabajo realizado. 
  • Supuestos básicos – lo que creen: Como tercer nivel tenemos los supuestos. Es el nivel más profundo, el que se inserta en el corazón de la organización, intrínseco a las actividades y es difícil cambiarlo. En esta capa se encuentran los sentimientos y creencias inconscientes, es el propósito de la organización en su conjunto.

 

La importancia de la cultura organizacional

 

La rotación de personas es el gran dolor de cabeza de muchas compañías y de las áreas de recursos humanos. La alta rotación por la incompatibilidad de los trabajadores con los principios de la empresa se encuentra entre las causas más habituales. Esto, por lo tanto, refuerza la importancia de fortalecer la marca empleadora para que las expectativas entre la promesa de valor de los candidatos y el entorno interno de la empresa sean equivalentes. En ese orden de ideas, hablar de cultural organizacional es fundamental dado que la alineación de los valores entre los colaboradores y la organización es decisiva para le éxito.

 

Beneficios del reclutamiento basado en la cultura organizacional

 

Las ventajas de los procesos de selección basados en la cultura de la organización están intrínsecamente relacionadas con el ambiente laboral, la efectividad en los procesos de selección y la productividad de los colaboradores:

 

  • Seleccionar al candidato que satisfaga las necesidades de la empresa: el nuevo integrante aportará sus conocimientos técnicos y tendrá una buena relación. Además, estará completamente comprometido con los propósitos de la empresa.
  • Formar un equipo totalmente cohesionado que lleva la identidad organizacional, haciendo que la marca se destaque de la competencia.
  • Contar con un equipo altamente productivo ofrecerá resultados más allá de lo esperado.

 

En Novasoft somos conscientes de los retos y desafíos que genera la coyuntura actual en medio de la virtualidad y el trabajo en casa. Por eso nuestra oferta de valor es proveer soluciones robustas y especializadas para impulsar la transformación digital. Contamos con un amplio portafolio de soluciones de software de Gestión Empresarial ERP, Talento Humano y Nómina.

 

El Software de Gestión Humana de Novasoft, cuenta herramientas especializadas que le permitirán potencializar los procesos de gestión de personas en su empresa.

 

 

Y mucho más… 100% en la nube, para acceder en cualquier momento y desde cualquier lugar, a través de la web.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *